II – Primer Gobierno de Arturo Alessandri Palma

II – El primer gobierno de Alessandri y la Constitución de 1925.

Sin lugar a dudas, Alessandri supo comprender los problemas del pueblo  y, por lo demás, tuvo el carácter de aplicar un plan de reformas sociales. Fue designado como candidato a la presidencia  de la república  por una alianza de partidos que incluía al liberal, radical y al demócrata. El programa de Alessandri, en un primer lugar, proponía el regreso del régimen presidencial  para que, efectivamente, pueda tener las herramientas políticas para manejar al país  y sacarlo del flagelo de los problemas sociales[1]

Además, el programa  pretendía, por primera vez, solucionar los variados problemas que aquejaban al proletariado a través de una legislación del trabajo para garantizar los derechos de la misma. Desde el punto de vista económico,  el programa proponía  la estabilización  de la moneda con el propósito de frenar su desvalorización que venía desde la creación de los bancos particulares. Siguiendo en materia económica, además, propone una reforma tributaria que incluía un impuesto a la renta con el fin de  que las personas con mayor poder adquisitivo pagasen más tributo al estado. Por otro lado, el programa de Alessandri proponía la garantía de la libertad electoral, la igualdad jurídica de la mujer, la separación de la iglesia del estado y, en materia educacional, se pone en marcha la Ley de Instrucción Primaria[2].

Ciertamente, el programa del candidato a la presidencia, fue muy bien recibido por la incipiente clase media y, sobre todo, de la clase trabajadora  que, en términos simples, veía en él la satisfacción plena de sus demandas[3]. Sin embargo, prontamente las aspiraciones reformistas de Alessandri encontraron trabas, ya que el senado aun predominaba en el congreso y, haciendo uso de sus facultades parlamentarias, impidió la gestión de Alessandri para hacer frente a los problemas del país, es decir, el parlamentarismo aun poseía sus instrumentos otorgados por la constitución.

En este contexto de los primeros años de gestión presidencial de Alessandri, el congreso debía despachar una Ley que otorgaba fondos para pagar a los empleados públicos y, especialmente, a los militares cuyo sueldo estaba desvalorado por la crisis monetaria. El senado había aprobado una Ley de Dieta Parlamentaria, con el fin de pagar  los cargos de senadores y diputados. Ciertamente, este hecho agravó los ánimos del pueblo que estaba sumergido en la miseria y, especialmente, a los jóvenes militares no contentos con su salario.

Debido a este suceso de la aprobación de la Ley, el ejército se hizo presente en el senado, hecho conocido como Ruido de Sables que, fundamentalmente, sembraba las dudas generalizadas de la existencia de una eventual movimiento militar para disolver el senado[4]. En este sentido, el accionar de los militares, principalmente, estaba dirigido hacia el respaldo al presidente en la imposición de las reformas sociales y, especialmente, políticas.

Debido a las constantes presiones militares el congreso aprobó una seria de leyes de carácter social, entre las cuales encontramos  la Ley de Contratos de Trabajos, de Organización de Sindicatos, Tribunales de Conciliación y Arbitraje, de Accidentes de Trabajo, Seguro Obrero Obligatorio y La Caja de Empleados Particulares[5]. La característica fundamental de estas leyes  sociales desde su promulgación, adquiere el calificativo de leyes de relaciones laborales entre los patrones y empresas con el trabajador que protegían y aseguraban contra los accidentes y enfermedades y, además, el derecho a jubilar. Alessandri, posterior a la dictación de estas leyes, fue suplantado por un grupo de militares, razón por la cual presento sin vacilaciones la renuncia a su cargo, sin embargo, el congreso no aprobó la renuncia del presidente, sino más bien le concedió un permiso para ausentarse del país por tiempo indefinido antes que termine su mandato. Alessandri, en una primera instancia viajo hacia los Estados Unidos, luego viajo por toda la Europa.

Sin lugar a dudas, el primer gobierno de Alessandri, en reiteradas ocasiones, fue interrumpido. En este sentido, la primera gran interrupción fue ocurrida en septiembre de 1924 por un golpe militar para guiar al país y suprimir el congreso[6]. En el  manifiesto de las fuerzas armadas, dirigidas al país el 11 de septiembre de 1924, expresaba que la miseria del pueblo, la especulación, la mala fe de los poderosos, la inestabilidad económica y la falta de esperanza de una regeneración dentro del régimen existente habían producido un fermento que irritaba las entrañas de las clases cuya lucha por  la vida es más difícil[7].

El fin del gobierno provisorio militar es, esencialmente, abolir la política gangrenada y su procedimiento enérgico, pero pacifico, es obra de cirugía y no de venganza o castigo. Un nuevo movimiento militar ocurre en 1925, en donde se expresaba claramente  en llamar al presidente Alessandri para que reasumiera su cargo  y por lo cual terminar su última fase de gobierno, en donde el elemento principal estuvo relacionado  con la reforma de la constitución que regía desde 1833. El texto constitucional, fundamentalmente, dio fin legal al parlamentarismo pero no pudo imponer un sistema presidencial fuerte[8].


[1]Galdames, Luis – Ob. Cit –  1996, p. 632.

[2]Frías Valenzuela, Francisco –  Historia de Chile, Editorial Zig-Zag, p. 562

[3]Orrego, Claudio – 7 Ensayos sobre Arturo Alessandri, Instituto Chileno de estudios humanísticos, p. 211.

[4]Orrego, Claudio – Ob, Cit., p. 231.

[5]Orrego, Claudio – Ob. Cit., p. 233.

[6]IDEM, p. 245.

[7]IBIDEM, p. 246 a 249.

[8]Ramón, Armando de – Ob. Cit, 2003, p 186.

Documentos, fuentes primarias y secundarias.


1

“Su ingreso a la vida política no presenta brusquedades o improvisaciones. Se hace admirar como orador tribunicio. Tiene la palabra fácil y cálida, la voz empapada siempre de emoción o tonante de protestas, sabe convencer y argumenta con habilidad, pero antes sabe conmover. Los comicios van habituándose pedir que hable el abogado a quien ya señalan como una esperanza Política”.Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 12.2“La guerra civil de 1891 se ha hecho, no solo para conquistar el sistema parlamentario de gobierno y la disminución de la autoridad Presidencial, sino también para establecer la libertad electoral. Hasta entonces, con excepciones escasas, las elecciones se han hecho en Chile bajo la tuición del Poder Ejecutivo. El Presidente de la República designaba los candidatos que debían formar en el Congreso su mayoría y las autoridades subalternas usaban si era preciso de la fuerza. En los últimos años de las administraciones de los Presidentes Santa María y Balmaceda este sistema había llegado a abusos extraordinarios”…”Los vencedores de Concón y la Placilla realizaron su programa”…”Los candidatos tienen que ganarse sus asientos por una inteligencia directa con el pueblo. Reviven las organizaciones partidistas, los comicios populares, los mitins monstruos, los grandes desfiles. La pasión política se enardece y en todo el país se difunde un interés vigoroso por la vida democrática”

.Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 13.3

“El régimen llamado parlamentario, falto de toda reglamentación, establecía ya entonces el sistema de la rotación ministerial y los gabinetes duran como término medios tres meses. Ser ministro equivalía a sacrificar su tranquilidad y soportar exigencias parlamentarias, asaltos de individuos y de grupos, presiones más fuertes que las de una dictadura, porque los que las ejercían eran irresponsables. Se necesitaban caracteres fuertes, sagacidades finas, astucia y una filosofía particular para ir sorteando las dificultades de cada día y de cada momento y hacer gobierno a pesar de ellas”.
Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 13 – 14.

 

4

“Si no hemos llegado a la perfección, bien podemos decir que esta legislación reguladora de las relaciones del capital y el trabajo, amparadora de los débiles, con instituciones de previsión que dan resultados cada día más ciertos y más extensos, ha dado a Chile un elemento de paz social fundada en la justicia y en la acción del Estado para prevenir los choques entre los derechos individuales y para disminuir las desigualdades que originan padecimientos”.Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 19.5‘‘Yo me proponía modificar en ese sentido nuestro régimen institucional”: ofrecía el respeto a las libertades públicas dentro del orden, e indicaba la necesidad de afianzar definitivamente la paz de las conciencias, hacienda imposible que revivieran las enconadas luchas religiosas del pasado. Para alcanzar tal finalidad se procuraría la separación de la Iglesia del Estado, que era la última de las conquistas requeridas en el plan de laicización de las instituciones ya realizado par gobiernos anteriores. Existían entre nosotros el matrimonio Civil, el Registro Civil y el Cementerio Laico. Estas reformas fueron las resultantes de violentas y enconadas luchas cuya repetición quise evitar en bien del país…“Ofrecí trabajar por la descentralización administrativa, para dar personalidad a las provincias a fin de que pudieran satisfacer sus necesidades propias e incrementar así el progreso general. “Mi mayor energía fue gastada para probar la necesidad urgente e impostergable que existía en orden a establecer una legislación social sobre la base de la solidaridad humana y de la justicia social para producir la armonía entre el capital y el trabajo, problemas que debían resolverse no solo por razones de humanidad, sino de conveniencia económica y de conservación social”… se enumeraba en el programa, someramente, ya que no era posible entrar en detalles en aquel momento, cuáles eran las principales necesidades del proletariado que debían atenderse, tal como la construcción de habitaciones higiénicas y baratas: el otorgamiento de los medios para satisfacer sus necesidades físicas y morales; protección en los accidentes, en las enfermedades y en la vejez. Se hablaba también del amparo en el trabajo de las mujeres y de los niños y, como he dicho, se acentuaba así la necesidad y la resolución inquebrantable de resolver el problema social que era en aquellos momentos palpitante y urgente”.Elección presidencial del año 1920. Como se generó aquella candidatura y las grandes dificultades y obstáculos que fue necesario vencer.“Mi Diario” llevado permanentemente durante la administración de 1920 a 1925. Página 24.6“

Es esta elección de la provincia salitrera (Tarapacá) lo que deslinda dos etapa de su vida política. Se abre con ella un capitulo nuevo en su vida. La personalidad se acentúa y el vigor con que ha destruido viejos organizaciones electorales de aquella provincia y arrastrado tras de sí en una especie de fanatismo a las masas obreras, anuncian ya a un conductor del pueblo. Desde entonces los previsores, los que tienen vista un poco más larga que el común de las gentes, hablan de una posible Presidencia. Debía esperar todavía cinco años en el Senado, siempre activo, mezclado a todas las grandes cuestiones de su tiempo, cada día más influyente en los consejos de los partidos, removedor hábil de fuerzas electorales, conquistador de amistades que sin esfuerzo se convertían en sometimientos absolutos e incondicionales, varias veces Ministro de Estado en el torbellino de las crisis trimestrales y a veces mensuales y hasta semanales”

 

 

.Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 14 – 15.7

“Si yo tuviera que juzgar al señor Alessandri entre los oradores de Chile, no obstante sus notables discursos sobre grandes cuestiones como la enseñanza, sus alegatos jurídicos que tuvieron resonancia en los Tribunales, sus manifiestos políticos que suelen ser trozos de elocuencia indiscutible, lo clasificaría como uno de los que mejor han logrado en Chile el arte de conmover… sus arengas más felices en días de apasionada lucha tuvieron siempre la virtud de arrastrar en pos de su causa a los que le escuchaban. Impregnadas de un calor de humanidad, llegaban al corazón del pueblo. Sus oraciones tribunicias produjeron siempre impresión honda y sacudieron a su auditorio, parlamentario o de asamblea política, con la emoción que si mismo sentía al pronunciarla

 

s”.Arturo Alessandri Palma, Recuerdo de Gobierno, Administración 1920 – 1925 – Tomo 1, Prologo Carlos Silva Vildósola. Página 22.

 

8

“El 5 de Septiembre de 1924 a raíz de la aprobación de la dieta parlamentaria por las Cámaras que colmo el descontento general por la esterilidad parlamentaria, en asuntos de interés nacional, que sin embargo aprobaba un gasto anticonstitucional, en beneficio propio, dio lugar a un levantamiento militar, que fue por lo menos tolerado por la mayoría de los ciudadanos como medida transitoria para cambiar el estado de cosas”…”el día 8 de Septiembre, el Comité Militar disolvía el Congreso  y Su Excelencia, debió retirarse de la Moneda a la Legación de Estados Unidos y de ahí al extranjero”…”el día 11 de Septiembre, el Comité Militar lanzaba un manifiesto al país en que esbozaba su programa político. Esta pieza magistral gano a los militares las  simpatías generales, y cuando en el trascurso de la dictadura militar, el Gobierno quiso  desentenderse de los compromisos contraídos según el manifiesto”…”un nuevo movimiento efectuado el 23 de Enero de 1925, restablecía el mismo programa aclarándolo con un segundo manifiesto y ampliándolo en cuanto a propósitos de retirarse del Gobierno una vez restablecido el Gobierno Civil”…”La nueva Junta Militar, acordó proponer al señor  Alessandri  la vuelta al País para asumir la Presidencia de la República, lo que fue aceptado por S u Excelencia previas varias condiciones que le fueron aceptadas”…

 

9

“Acaban de ser aprobados en el Consejo de Estado, y promulgados como leyes de la República los proyectos de ley que formaban parte capital del programa democrático que me eleve a la Suprema Magistratura del país, y que fueron incluidos hace días en el Memorial que me fue presentado por los Jefes y Oficiales del Ejército”…”cumplida, así, la solemne promesa qua formule a los representantes del Ejercito, en orden a que impulsaría con leal sinceridad el despacho de aquellos proyectos,  cuya influencia en el progreso y bienestar de Chile se hará sentir antes de mucho tiempo”…”considero terminada mi vida pública, y renuncio el cargo de Jefe Supremo de la Nación, rogando a US. y dignos colegas de Gabinete dar a esta renuncia indeclinable que formulo la tramitación señalada en la Constitución Política del Estado. En el anhelo de evitar que mi permanencia en el país pudiese crear dificultades de cualquier orden a la obra gubernativa, ruego también a US requerir la autorización correspondiente de abandonar el territorio de la República”…”En el instante del retiro de mis funciones, sin rencores ni resentimientos para ninguno de mis conciudadanos. Deseando desde el fondo de mi alma que la ventura de la Patria compense los esfuerzos de quienes hoy asumen la responsabilidad del Poder Público, dejo testimonio de mi gratitud para US. y de los miembros del Ministerio que me han acompañado hasta este momento”…

Texto de la renuncia enviada al Congreso por el Presidente Alessandri. Sgto. 8 de septiembre de 1924.

 

10

“La dieta parlamentaria irritó profundamente a todos los habitantes de Chile: sin embargo, la dieta es justa, democrática y necesaria como base de moralidad: pero no era oportuno defenderla en medio del clamor unánime que por todas partes se levantaba porque el Fisco no pagaba a sus empleados”… “Sólo Dios sabe cuánto yo hice para que se despacharan los proyectos que mejoraban las condiciones del personal del Ejército y de la Armada y nunca tuve una mayor decepción que la que en aquel momento en que regio de la Cámara un rechazo airado e injurioso”… “estos antecedentes, si yo no pude justificar la indisciplina de los militares que fueron a la galería del Senado a protestar de la dieta parlamentaria, al menos me lo explique y en Consejo de Ministros me resistí a cualquiera medida disciplinaria,  sosteniendo que no era posible exigir que los demás cumplieran con sus deberes cuando los poderes públicos no cumplían con los suyos. Desgraciadamente los acontecimientos se precipitaron, la exaltación subida de punto, la revuelta se produjo y todos los jefes de la unidad llegaron hasta mi con las peticiones del 5 de Septiembre que Ud. Conoce”…

Carta política fue escrita por el Presidente Alessandri desde Buenos Aires a un amigo intimo de Chile a fines de Noviembre de 1924.

 

11

“Es un hecho público y notorio que la inestabilidad ministerial ha adquirido en nuestra vida política los caracteres de un verdadero estado patológico grave que produce perturbaciones internas y externas de todo orden y que coloca a nuestro país en una dolorosa excepción al respecto ante todos los pueblos del orbe civilizado. En ningún país del mundo las crisis ministeriales se presentan con la frecuencia que entre nosotros. Los males que tal estado patológico provoca son incalculables y de desastrosos efectos, desgobierno, la anarquía, el desorden, la desorganización de todos los servicios públicos imperantes y la falta absoluta de previsión de los problemas que interesan a la vida nacional, son consecuencias precisas y necesarias de la inestabilidad ministerial… Los problemas sociales que, debido a la tardanza en afrontarlos y resolverlos, van adquiriendo entre nosotros, caracteres de excepcional gravedad, no admiten más espera ni dilatación, y. de una vez por todas, es absolutamente necesario que se dicten reglas fijas para producir la armonía sincera y definitiva entre el capital y el trabajo, como la única base solida y eficaz de la paz y del orden social…Ustedes, como yo, conocen y aprecian en toda su gravedad de los problemas que en síntesis he presentado; saben que exigen una pronta, rápida e inmediata solución y no es posible llegar a ella si cuando apenas los Ministros empiezan a conocer los problemas deben dejar sus puestos a otros, en nombre no  de altas y elevadas consideraciones de interés general, sino como ha ocurrido muchas veces, al amparo de intereses y consideraciones de orden secundario y pequeño”…

Rotativa Ministerial. Con motivo de la renuncia de su primer Gabinete., el Presidente de la república.  Enero de 1921, con el documento dirigido a  sus ministros de Estado.

 

12

“El 5 de Septiembre de 1924 a raíz de la aprobación de la dieta parlamentaria por las Cámaras que colmo el descontento general por la esterilidad parlamentaria, en asuntos de interés nacional, que sin embargo aprobaba un gasto anticonstitucional, en beneficio propio, dio lugar a un levantamiento militar, que fue por lo menos tolerado por la mayoría de los ciudadanos como medida transitoria para cambiar el estado de cosas”…”el día 8 de Septiembre, el Comité Militar disolvía el Congreso  y Su Excelencia, debió retirarse de la Moneda a la Legación de Estados Unidos y de ahí al extranjero”…”el día 11 de Septiembre, el Comité Militar lanzaba un manifiesto al país en que esbozaba su programa político. Esta pieza magistral gano a los militares las  simpatías generales, y cuando en el trascurso de la dictadura militar, el Gobierno quiso  desentenderse de los compromisos contraídos según el manifiesto”…”un nuevo movimiento efectuado el 23 de Enero de 1925, restablecía el mismo programa aclarándolo con un segundo manifiesto y ampliándolo en cuanto a propósitos de retirarse del Gobierno una vez restablecido el Gobierno Civil”…”La nueva Junta Militar, acordó proponer al señor  Alessandri  la vuelta al País para asumir la Presidencia de la República, lo que fue aceptado por S u Excelencia previas varias condiciones que le fueron aceptadas”…

13

“veo que en realidad la situación de los oficiales es insostenible. He conocido oficiales distinguidos que muchas veces me han hablado que desearían irse a desempeñar cualquier trabajo, en la administración de un fundo, que aceptarían un puesto modesto para trabajar en una industria, en una casa comercial, en cualquier cosa, porque en el Ejército no ven porvenir ninguno…”

Cámara de Diputados, sesiones ordinarias, 23 de noviembre de 1923. El diputado Héctor Claro Salas, refiriéndose a estas circunstancias.

 

14

El Mercurio del 2 de septiembre traía en su editorial un comentario bastante duro en contra del poder legislativo, presagiando los futuros acontecimientos:

“Pues bien, pocos pasos ha dado nuestro Congreso más ciertamente encaminados hacia la ruina del régimen parlamentario que el proyecto de dieta que hoy debe votar el Senado… Estas tendencias que el Congreso mismo fomenta y autoriza con resoluciones como la dieta en su forma actual, nos arrastran fatalmente al cesarismo…”

El Mercurio del 2 de septiembre de 1924.

 

15

“El estado de la opinión pública halló una voz que lo interpretaba en los oficiales del Ejército… Interpretaban anhelos nacionales, traducían la fatiga profunda de la población de Chile, eran los portavoces de los que sufren más de cerca el desorden político y administrativo”…

El Mercurio en su editorial de 6 de septiembre de 1924.

”La revista Zig-Zag, por su parte, expresaba: “El país cansado de la baja politiquería, que repugnaba el régimen de los políticos de profesión, ansiaba ya mucho tiempo libertarse de los usufructuarios de la corrupción política; y ha visto como un remedio salvador, la acción enérgica de los hombres que se han atrevido a amputar lo que era una gangrena nacional…”

Revista Zig-Zag, 13 de septiembre de 1924.

Imágenes.

Documentos digitalizados .

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: